Blog

Infografías animadas

¿Qué son las infografías animadas?

El marketing de contenidos está en constante evolución, por lo que siguen surgiendo nuevos formatos que permiten acercarnos a nuestros objetivos empresariales, como las infografías animadas, por ejemplo. Hablamos de herramientas cada vez más empleada en los sistemas de marketing B2B, en la comunicación de productos, en la enseñanza, en la comunicación política y sanitaria, etc.

Y es que se ha demostrado que el vídeo consigue captar mucho más la atención que el texto escrito. Sin embargo, esta no es la única razón por la que las infografías animadas puede ser una de las opciones más acertadas para captar la atención de nuestros clientes.

La magia de esta herramienta de marketing reside en la posibilidad de ser leída con un sistema “multinivel”, mediante la jerarquización de la información. Es decir, primeramente se aborda contenido esencial sobre el tema y, luego, se suministra información más detallada. Todo ello, a través de fichas separadas, campos especiales, enlaces externos, etc.

A continuación nos volcaremos a desgranar información relevante sobre qué es la infografía animada, cuáles son sus beneficios y cómo diseñarlas.

Concepto de las infografías animadas

Las infografías animadas son herramientas de comunicación muy potentes que permiten representar de forma gráfica o con imágenes en movimiento, contenido accesible y consultable en pocos segundos.

Se trata de un recurso que puede ser utilizado por empresas, blogs, periódicos y revistas online, para resumir los puntos más destacados de un tema, evitando que el destinatario tenga que leer decenas de páginas de texto.

Eso sí, estas infografías son más complejas y menos extendidas que las estáticas, pero suelen ser necesarias para compartir, en tiempo real, el análisis de determinados procesos o fenómenos, de manera que el usuario comprenda sus significados y dinámicas. Pueden ser creadas, además, con tecnología Flash o vía Fif, o desarrolladas con código nativo en html y css.

5 beneficios para tu marketing de contenidos

Independientemente del sector en el que estés operando, las infografías animadas constituyen un recurso para activar a nuestra audiencia y despertar sus emociones. Representan, por tanto, una inversión polivalente que se adapta bien a nuestras campañas de venta y a estrategias de marketing en redes sociales.

Dado que el cerebro está programado para visualizar, con estas herramientas se logra procesar las imágenes más rápido que el texto escrito. Especialmente porque entregan contenido en pocos minutos, exponiendo una situación, ofreciendo una solución y generando una llamada a la acción.

He aquí algunos beneficios que las infografías pueden aportar a nuestra estrategia de content marketing:

Admite SEO

La creación de gráficos precisos puede llamar la atención de los buscadores con un nivel de autoridad más alto. Es un hecho, enlazar estas infografías con nuestro sitio web nos ayudará a mejorar nuestro posicionamiento en las SERPs, generando tráfico confiable. De esta forma podemos sentar las bases para una buena estrategia de link building.

Convierte contenidos anónimos en fenómenos virales

Si hay algo que tienen las infografías animadas es que despiertan y atraen el interés de las personas, causando un fuerte impacto en nuestras estrategias de social media. Créenos, si sabes crear animaciones de calidad, tus contenidos estarán destinados a viralizarse.

infografías animadas

Involucra a tu audiencia

Este tipo de infografías desglosan temas complejos en piezas más pequeñas y fáciles de entender, ya que desgranan los temas críticos de nuestra audiencia y permiten conseguir un enfoque simple e intuitivo. Además, ofrecen al lector esa orientación simple e intuitiva que necesita para comprender un tema fácilmente.

Mejora la experiencia del usuario móvil

Se ha comprobado que más del 60% de los accesos a la web son móviles. Las personas buscan información y compran productos desde sus teléfonos inteligentes, por lo que las infografías suponen contenidos móviles. Sobre todo porque se desarrollan de manera vertical, son visualmente atractivos y fáciles de recorrer e interpretar. Permiten, incluso, una interacción rápida que se adapta bien a las necesidades de los usuarios.

Ofrece variedad en tu propuesta de contenido

Diversificar el contenido para interceptar las intenciones y necesidades de nuestra audiencia, es una necesidad para nuestras estrategias de contenido. Las infografías animadas pueden ofrecernos una poderosa alternativa para respaldar nuestros objetivos, captando la atención de los lectores con un mensaje destinado a satisfacer sus ansias de conocimiento.

Cómo crear este tipo de infografía

Para crear infografías exitosas siempre es recomendable planificar cuidadosamente todos los elementos que ayuden al lector a comprender de qué se está hablando, con solo echar un vistazo.

¿Qué gráficos debe tener vuestra infografía? En primer lugar, crea un moodboard. Luego selecciona la paleta de colores, formas y estilo apropiado para tu público objetivo. Si, por ejemplo, estás creando una infografía animada sobre el desarrollo de una enfermedad es importante elegir una paleta de colores adecuada, no tan llamativa y acorde con la seriedad del tema.

También es recomendable pensar en cómo animar los elementos de inmediato. La entrada y salida de un texto por ejemplo, pero, sobre todo, las características del movimiento. Recuerda estas preguntas: ¿Por qué se mueve este elemento? ¿Ayuda a los usuarios a seguir mejor la historia que queremos contar?

Otra consideración fundamental, si se trata de diseño gráfico en movimiento, es: comprender qué movimiento dar a los elementos. En caso de que estés describiendo la evolución de una crisis económica, no se aconseja animar con rebotes e impulsos exagerados, porque terminarían dando un efecto de “caricatura” a vuestro trabajo.

Conclusiones

Las infografías animadas, al final, son comerciales de dos o tres minutos como máximo, en los que se explica el concepto sobre un producto o se muestran datos de la forma más sencilla y cautivadora posible.

Son, además, herramientas innovadoras, fáciles de usar y de compartir en los distintos canales de comercialización (redes sociales, newsletters, medios impresos, etc.). Gozan de un gran éxito, ya que logran catalizar la atención del lector y comunicarle información de su interés. Eso sí, al momento de crear estas infografías nunca olvides que las necesidades de las personas están en el centro de todo. De manera que deberás oler sus intenciones para ofrecer la mejor solución informativa con estas herramientas de marketing.

Deja tu comentario

×

Hola,

¿En qué puedo ayudarte?

× ¿Necesitas ayuda?